¿Cómo mantener mi empresa a flote ante el COVID-19?

Desde que comenzó la pandemia de COVID-19, empresas en todo el mundo han luchado por no quebrar. La recesión económica presentada por la pandemia ha obligado a empresas a cambiar su estrategia, replantear sus inversiones y rediseñar su modelo de negocio. La pandemia ha sido un punto de inflexión para las empresas que se dedican a rediseñarse, o a las que se verán rezagadas por su inacción.




Daniela Ruiz Massieu, directora del Epic Lab ITAM, recomienda a los jóvenes emprendedores analizar los estados financieros para determinar que gastos se pueden reducir sin comprometer con las operaciones, tener un buen contacto con los clientes y negociar acuerdos solidarios con proveedores y acreedores.



Es importante analizar el entorno para llevar una propuesta con mayor valor, determinar qué es lo que el cliente busca y especializarse en ello. Es importante aclarar que los préstamos se deben de utilizar solamente como inversión y no para pagar deudas y cubrir gastos.



5 vistas0 comentarios